Hacia una responsabilidad compartida en seguridad vial

Los accidentes de tránsito son una epidemia para los países en desarrollo.En América Latina, la inseguridad vial ocasiona cada año 130.000 muertes, unos 6 millones de heridos y centenares de miles de personas con discapacidad . Entre jóvenes de 15 a 44 años, la primera causa de muerte son los accidentes viales. Y la tasa de la región es de 26 muertes por cada 100.000 habitantes, más de tres veces la tasa de los países europeos.
En todo el mundo, se calcula que cada 6 segundos una persona muere o resulta herida en las rutas y cada 3 minutos un niño muere en un accidente de tránsito.
Argentina es un líder regional en seguridad vial. Con asistencia técnica y financiera del Banco Mundial, Argentina ha promovido la responsabilidad compartida en la movilidad segura y ha puesto énfasis en los aspectos institucionales y de gestión. Así, la atención sobre la seguridad vial se transformó radicalmente con la creación de la Agencia Nacional de Seguridad Vial (ANSV).
Desde entonces, se trabajó con éxito en reducir los siniestros en un país que registraba en el 2008 una de las tasas más altas de América Latina de fallecidos en siniestros de tránsito: 14,5 muertes cada 100.000 habitantes. En el 2010, ese número descendió a 12,6, según datos del Observatorio Vial de Argentina.
Hoy, con la puesta en marcha del Observatorio Iberoamericano, se suma una herramienta de apoyo a los gestores de las políticas de seguridad vial para dar batalla a una epidemia que, a pesar de que puede prevenirse, no para de expandirse.
Para comenzar a solucionar este problema global de salud pública, se creó en el 2006 el Fondo Mundial de Seguridad Vial, que prevé apoyar las iniciativas encaminadas a reducir las muertes y lesiones por accidentes de tráfico en los países de bajos y medianos ingresos.
Los esfuerzos de la comunidad internacional se renovaron en el 2011, cuando las Naciones Unidas y la Organización Mundial de la Salud lanzaron la Década de Acción para la Seguridad Vial 2011-2020. En este contexto, los siete bancos multilaterales para el desarrollo, entre ellos el Banco Mundial, acordaron fomentar la transferencia de conocimientos y buenas prácticas a nivel global para cumplir el objetivo de reducir al 50 por ciento las cifras previstas de víctimas mortales en accidentes de tránsito.
En América Latina, el camino hacia el logro de esta meta será acompañado por el Observatorio Iberoamericano de Seguridad Vial, creado con el apoyo del Banco Mundial y del Fondo Mundial de Seguridad Vial, y presentado hoy en Buenos Aires. En la región, el cumplimiento del objetivo global hacia 2020 significaría evitar la pérdida de 325.000 vidas y lesiones graves a más de 3 millones de personas.
Gracias a los procesos de consolidación política y al crecimiento económico, la seguridad vial se ha convertido en una prioridad para los ciudadanos y los gobiernos latinoamericanos. El Observatorio servirá como un espacio para compartir el conocimiento y apoyar la cooperación regional. Su misión es proveer información confiable sobre indicadores de seguridad vial y compartir las mejores prácticas en políticas, investigación y planeamiento. Esto permitirá obtener un diagnóstico de los problemas, establecer las prioridades y planificar, y a la vez, facilitará los esfuerzos de monitoreo y evaluación, etapas críticas para el diseño y la implementación de los programas de seguridad vial.
Fuente: Cronista.com
por: Verónica Raffo

You can skip to the end and leave a response. Pinging is currently not allowed.

Leave a Reply

Powered by WordPress | Visit www.iFreeCellPhones.com for Free Cell Phones. | Thanks to Palm Pre Blog, Find Best CD Rates and Fat burning furnace